Autor

Rodrigo Osorio, ed.

Rodrigo Osorio Guerrero (Ponferrada, León, 1977). Conoció la obra de Urbano Lugrís González cuando estudiaba Derecho en Compostela, gracias a la exposición del Auditorio de Galicia de 1998. En 2012, se reencontró con el maestro en el taller literario impartido por  Xurxo Souto –«Historias da cidade barco»– del que nació el colectivo  lugrisiano In Nave Civitas, en el que se integró. Desde aquel año forma parte de la organización del Día Lugrís, un homenaje ciudadano anual alrededor del «pintor del mar». También tuvo la alegría de colaborar con la asociación cultural O Mural en la salvación del fresco que Lugrís pintó en la rúa Real de A Coruña. Escribió: «Lugrís, un  naúfrago de la historia», « P. M. A. Unha interpretación  ventureira. Como (non) nomear un fresco de Urbano Lugrís» y «O quebracabezas do descubrimento». Asimismo, fue integrante del cuadro de teatro de Cántigas da Terra con el que representó dos obras de Carré Alvarellos: Un caso compricado (2016) y O engano (2019).

Libros del Autor

Orixe orzánica das sereas todas

14,00 

Una Galicia imaginada en la que Urbano Lugrís ingresa en 1953 en la Academia Galega da Lingua

 

Pp: 130. Formato 14 x 19,5 cms.
ISBN 978-84-16460-97-7

 

Presentamos una muy original propuesta narrativa. Soñar mundos, imaginar universos, dibujar  estelas ignotas… He aquí la función, especialmente milagrosa, de la literatura. Ser capaz de reescribir vidas y épocas. El artífice de este libro, Rodrigo Osorio, nos propone, en este Orixe orzánica das sereas todas, un juego maravilloso, un reto también. Los protagonistas son el pintor y escritor Urbano Lugrís González y el escritor Leandro Carré Alvarellos. Alrededor de ellos, y al mismo tiempo, deberemos sumergirnos en ese origen “orzánico” de las sirenas todas, y dejar que el misterio de las ondas nos transporte por el camino de los sueños…

Rodrigo Osorio, integrante del colectivo  lugrisiano  In nave  civitas, es uno de los impulsores de la reinvidicación de la vida y obra de Urbano Lugrís. En este libro, Osorio sueña una Galicia ideal, imagina como habría sido nuestra tierra sin Franco, ni guerra, ni dictadura. En esa sociedad, el genial artista pronuncia su discurso de ingreso en la Academia Galega da Lingua. Es el 19 de noviembre de 1953.