Autor

María Reimóndez

María Reimóndez (Lugo, 1975) es escritora de narrativa, poesía, ensayo y teatro, con una dilatada y reconocida trayectoria literaria también en el campo infantil y juvenil: «Desde que era pequeña me gustaban las historias, leerlas y escribirlas. Algunas las imaginé en la furgoneta o en los coches de mi abuelo, entre los sonidos de la soldadura y los enormes camiones enfermos. En la vida, tuve la suerte de caer en una casa llena de afecto. A lo mejor escribir es para mí una manera de compartir la alegría de ese accidente, y la esperanza de que todas las niñas y niños encuentren en el camino personas que los acojan, a quién llamar abuelos o abuelas, independientemente de los apellidos, de los lazos de sangre y de los documentos»

Libros del Autor

O MEU AVÓ E O QUEIXO

14,00 

María Reimóndez | Ilustrado por Vanesa Álvarez

 

32 pp.
21,5 x 21,5 cms
ISBN: 978-84-16460-81-6
Capa dura.
Cosido con hilo.
Impresión offset.

 

Escrito por María Reimóndez e ilustrado por Vanesa Álvarez, Mi abuelo y el queso es el título de uno de los nuevos cuentos Verdemar de Alvarellos Editora de la primavera/verano de 2020. Una original historia entre un abuelo su nieta tejida alrededor del afecto, del humor y de la gastronomía. Y con unas originales ilustraciones inspiradas en los graffitis urbanos.

Para mi abuelo, el mundo debe de ser como un queso.

Edad de interés: +3
Nivel de lectura: +5

ARGUMENTO

Abuelo y nieta comparten el amor por el queso. Entre ellos se establece un divertido diálogo a través del que iremos descubriendo deliciosos quesos de Galicia y del mundo como el Manchego, el Cebreiro, lo de Arzúa o el Gruyère. Los ratos compartidos entre nieta y abuelo se convierten en grandes ventanas abiertas a un mundo… que es redondo como un queso!

CLAVES PARA La LECTURA

María Reimóndez: Mi abuelo José —o Pepe— Meilán, que las dos cosas le llamaban, los dejó cuándo yo tenía trece años, mas su paso por mi vida, como lo de todas las buenas personas, perdura hasta hoy en el tiempo. De él quedan un cierto sentido del humor, lo que le gustaba cantar habaneras, su trabajo en el taller con camiones y coches de todos los tipos y, sobre todo, el amor que compartimos por el queso. Un punto de encuentro para mediar cualquier distancia, para usar los sentidos cuando no hay posibilidad de otros entendimientos.

Escribí este libro para recordar como las personas perduran en nosotros, mismo cuando pensamos que las perdemos. Y, también, como no, para rendirle un bueno homenaje la esa maravilla diversa del conocimiento humano que son los múltiples quesos.

Vanesa Álvarez: Esta historia es un regreso a la infancia. Quise expresarlo mezclando personajes reales [las propias abuelas y abuelos de la autora, de la ilustradora y del editor] con una estética de arte urbano y retratos que parecen “ stencils” o estarcidos —un tipo de graffitis— que yo trabajo mucho, la base de estampados y colores actuales.